lunes, 17 de octubre de 2011

CRISIS SIN RESPUESTAS


Estamos viviendo tiempos difíciles. Todos hablan de la crisis, muchos la viven seriamente y otros la padecen en silencio. En estos tiempos que corren la información es instantánea y a veces eso está muy lejos de ser una bendición.
Años atrás pudimos ver como se estrellaba un avión contra las torres gemelas de Manhattan en el mismo instante en que sucedía el hecho  y a partir de ese momento, todo se vio en vivo-directo; pudimos seguir paso a paso todo lo que sucedía en el momento exacto. Y así vimos desde España caer a los dos colosos en el mismo momento en que ocurría en New York.
Algunos años antes la gente se enteraba de las noticias a los pocos días o al día siguiente de que habían sucedido, cuando se podían leer en el periódico. En el mejor de los casos algo que había ocurrido por la mañana, podíamos verlo en el telediario de la noche.  Hoy día todo lo sabemos en el momento en que está ocurriendo: La televisión en el bar, la radio en al automóvil o un SMS en nuestro móvil nos acercan la información inmediatamente. Lo peor de todo es que parece que sin esa información instantánea, nuestra vida carece de sentido.
Un coche bomba en Oriente, la búsqueda de una niña perdida en Estados Unidos, el rescate de unos mineros en Chile o la caída de la bolsa de Tokio.
Para mi abuela la “caída de la bolsa” solo significaba que debería agacharse a recogerla y no tenía ningún otro significado. Yo mismo no sé muy bien que significa esa caída en valores absoluto. De lo que sí estoy seguro, es que mucha gente como yo, que no entiende de economía, igual se preocupa y teme por su estabilidad. El que se compró un coche, el que está pagando una hipoteca o el pequeño ahorrista que puso su dinero a plazo fijo está preocupado por la crisis aunque no sepa qué es. Los medios nos atosigan con informaciones que no podemos digerir pero que nos causan indigestión.
Sería una broma fácil llamarlos “miedos de comunicación” en lugar de “medios” pero lo que sí es una certeza es que lo más peligroso en este momento de crisis es el miedo mismo a la crisis, porque eso no lo podemos controlar.
De todas formas hay gente que se detiene a pensar en esto y es capáz de ensayar algunas respuestas. Por eso desde estapágina os recomiendo el videoblog www.respuestsaunacrisis.com