domingo, 28 de febrero de 2010

CUENTOS CON MAYÚSCULA



Cuentos con mayúscula

Uno de las más grandes preocupaciones pedagógicas de hoy en día es que los jóvenes (y muchos adultos) no comprenden lo que leen. Este analfabetismo funcional no se genera espontáneamente sino que es el resultado de un largo proceso que comienza en los primeros pasos del aprendizaje de la lengua.
Leer sin comprender no tiene sentido, pues esa es la función más importante de la escritura: que los contenidos puedan ser preservados para un determinado momento en el futuro y no dependan de la memoria o la presencia de las personas que los conocen.
Cada vez que leemos generamos una imagen mental, una representación de aquello que comprendemos de lo leído. Si no se comprende o se comprende erróneamente lo que estamos leyendo, esa representación es fallida y la función comunicativa de la lectura no se cumple.
Vemos una real preocupación y grandes campañas publicitarias que alientan a que todas las personas lean y lo hagan como una costumbre cotidiana. “Si tu lees, ellos leen”
El libro que hoy nos ocupa está pensado para los niños que están dando sus primeros pasos en el camino de la lectura. Escrito en letra mayúscula de un tamaño grande y cómodo. Los párrafos tienen una extensión adecuada para un lector novel y lo más novedoso de esta publicación: el momento de plasmar la idea central de la lectura. Algo tan simple como dejar un espacio en blanco para hacer un dibujo. Aquello que es leído por el niño se transforma en una imagen mental que él mismo plasma en el papel. En lugar de preguntarle a lector qué es lo que comprendió de aquello que acaba de leer, se opta por algo mucho mas adecuado y eficaz, relacionado con el momento del desarrollo del niño: el acto de dibujar.
Como dice Diana Tessari en la introducción: “Cuentos con Mayúscula es una invitación para hacer este libro entre los dos: yo lo dejo por escrito y tu lo dibujas. Yo terminé mi parte cuando dejé escrita la última letra y ahora lo terminas tú cuando dejas realizado el último dibujo”
Este es un libro ideal para padres, abuelos, tíos y cualquier persona que esté en contacto con niños que están aprendiendo a leer. La mejor manera de fomentar la lectura es dar a los niños lecturas agradables y propuestas interesantes. Además, con la tarea de dibujar lo que leen, poco a poco, página a página, ellos se van adueñando del objeto-libro haciéndolo verdaderamente suyo.
http://www.youtube.com/watch?v=1yiV_LOjl4w