jueves, 16 de diciembre de 2010

ARGENTINOZ de la A hasta la Z

Nuevo libro de Guille Mealla

Dicen que el EGO es “ese pequeño argentino que todos llevamos dentro” Este libro es un manual de uso para poder comprender (o tratar de hacerlo) esa idiosincrasia tan particular: el “HOMO ARGENTUM”

Descendientes de indios conquistados, conquistadores, presos y expatriados. Será por eso que se sigue confirmando la frase que dice: “Los argentinos son italianos que hablan español, se creen franceses y quieren vivir como ingleses con sueldos norteamericanos”.

Recién salido del horno, este libro contiene: un diccionario de lunfardo (el argot carcelario porteño, para poder empezar a entender el tango y sus letras), un diccionario de apodos, historias, cuentos, chistes, las 102 clases de “boludos” y algunas cosas más nacidas de la cultura popular que ayudarán a dar un paso adelante en la comprensión de esta psicología tan particular.



ISBN: 978-84-936286-6-6
Precio: 14 €

Para pedidos comunicarse directamente con Guille al 648 03 50 86



Capítulo 4
(fragmento)
DOMINGO: DÍA DE ASADO



Cuando cualquier argentino se compra un terrenito, lo primero que debe hacer es construir un quincho con parrilla, lo segundo -y simultáneo- es comprar, armar y llenar la pelopincho, para remojar el cansado lomo de tanto acarrear ladrillos.
Una vez terminado el quincho, los domingos: asado.
El asado es la única comida que cocina un hombre y cuando el hombre hace un asado, los acontecimientos se desarrollan de la siguiente manera:

- La mujer va al supermercado a comprar todo lo que es necesario.
- La mujer prepara las ensaladas: papas con mayonesa, criolla y mixta.
- La mujer prepara el postre.
- La mujer prepara la carne y la pone en una fuente con los utensilios necesarios.
- El hombre está sentado junto a la parrilla haciendo el fuego y tomándose un vino.
- El hombre pone la carne en la parrilla.
- La mujer pone la mesa y condimenta las ensaladas.
- La mujer le avisa al marido que la carne se está quemando.
- El hombre saca la carne de la parrilla y la lleva a la mesa.
- La mujer la corta y la reparte a cada uno de los invitados.
- Después de comer, la mujer trae el postre, levanta la mesa y luego lava los platos.
- El hombre le pregunta a la mujer si está contenta de haber descansado sin tener que cocinar ese día.

...........................................continuará

2 comentarios: